5.- A. Guri "El Ocaso" - amicsfabracoats
 

5.- A. Guri "El Ocaso"

OTROS CAPITULOS A QUE SE DEDICABA TAMBIEN FABRA Y COATS Y QUE POSTERIORMENTE CESARON
Cremalleras: Formaban parte de otra fase del negocio que, aprovechando los varios puntos de venta y la importante flota de viajantes que cubrían toda la red de la península, los mismos ofrecían a nuestros clientes, además de nuestros propios hilos de coser, labores, etc., todos los tipos de cremalleras de Relámpago Zipp, compuestas de múltiples medidas, tanto en metal como en nylon, y para clientes domésticos e industriales.
Nuestro stock era de unos 2.000.000 de metros, el cual de acuerdo con unas normas previamente establecidas, íbamos reponiendo, cursando los correspondientes pedidos a la fábrica que R.Z. tenía en Rubí.
Cuando se jubiló Mr. Rogers, Director de R.Z., Mr. Coats, el Sr. Fabra, el Sr. Borrás y el que suscribe, le ofrecimos una cena en el restaurante Reno, obsequiándole además con una bandeja de plata, con nuestras correspondientes firmas grabadas en la misma.
Redes y torzales para pescar: También y durante muchos años, fuimos uno de los principales fabricantes en España de Redes para pescar, en algodón y en nylon, pero la desleal competencia japonesa, que ejercía sobre nuestros clientes, determinó el cierre de este negocio. Grandes barcazas japonesas situadas a unas millas de nuestras costas, procedían a vender en alta mar, sus redes a nuestros clientes, a precios por debajo de nuestros costes.
Si no recuerdo mal, disponíamos en San Andrés de 39 telares, alemanes y franceses, más otros cuatro denominados “Amitas” de procedencia japonesa.
Su producción era de unos 1.500.000 nudos = 17.000 m., equivalentes a unos 3.800 kg7sem.
Los hilos más finos de algodón procedían de Torelló, 70s, 80s y 90s a 6/c.
Telares en Badalona: En esta fábrica de Badalona también disponíamos de unos 100 telares, en los que se producían, previos arreglos para canillar, urdir y tejer, telas finas de popelín, mayormente destinadas a camisas, gabardinas y otomán.
Sus hilos procedían también de Torelló (50s y 60s a 2/c) y su producción era de unos 7.000 kilos por semana.
Nuevos horizontes: La Compañía en vista de la persistente crisis en hilos para coser, labores, etc., así como para paliar el efecto negativo de todo ello, en el año 1980 y en busca de nuevos horizontes, se incorporaron las lanas.
Sin embargo tampoco en este capítulo se pudo consolidar su venta, pues su demanda en el curso de unos años, no alcanzaba las estimaciones previstas por el Departamento de Ventas.
Su venta, aunque modesta, se mantuvo si no recuerdo mal hasta 1988, cuando se retiró del mercado debido a la falta de rentabilidad y dada la compleja situación de este mercado, pues como diría un oficial del Séptimo de Caballería, nos metimos a luchar en terreno apache, con grandes y muy experimentados competidores en el sector.
En mi opinión, era muy complicado que cada año, siguiendo las modas de invierno y verano, teníamos que ofrecer a nuestros clientes nuevos artículos mayormente de hilos acrílicos con mezclas de mohair, etc., etc., y con un gran surtido de colores para poder ser competitivos.
Los diferentes hilos así como su tintura, se encargaban a unos fabricantes de Terrassa. FABRA Y COATS solo se limitaba a su acabado en ovillos de muy diferentes pesos y tamaños, los etiquetaba, enfajaba y encajaba para su venta.
Dicha venta, que había alcanzado los 3.000 a 4.000 kilos mensuales, poco a poco se fue diluyendo. Así pues tampoco se obtuvo el éxito con que en principio se confió.
No obstante y como anécdota diré que, todavía hoy, se venden los ovillos de 50 gramos Suavel Fino 3/c, cuyo artículo tiene muy buena aceptación para jerseys de “baby” y de no tan pequeños, además de los ovillos Sedasol.
 
TRAININGS.-  Destacar que, en el curso de unos años, desde Glasgow mandaron también a mi Depto., varios jóvenes británicos para que además de practicar su futuro trabajo, aprendieran el idioma español ya que muchos de ellos iban destinados como ejecutivos en las varias fábricas que J. & P. COATS posee en Sudamérica.
Procedentes de Glasgow
Mr. Hugh Brownlie
Mr. Ian Mac Kiney
Mr. Lorenz
Mr. W. Spoon
Mr. Hugh Millar
Procedentes de Sudamérica
Sr. Epelde (Perú)
Sr. A. Vélez (Colombia)
 
 
IDIOMA INGLES.- Recién ingresado a la Compañía, no tardé en darme cuenta de que trabajando en una empresa británica/española, sería muy necesario aprender en lo posible dicho idioma, por lo que a través de una revista obtuve una dirección de una joven norteamericana de 15 años de Portland (Oregón), llamada Katheleen, quien deseaba poder cartearse con un joven español. Entonces decidí aprovechar la oportunidad poniéndome en contacto con ella, empezando con un cambio de impresiones, fotos, etc., con lo cual se inició una correspondencia que todavía dura actualmente después de más de 60 años!!.
A lo largo de estos años hemos mantenido una correspondencia fluida que no se interrumpió ni por mi servicio militar ni por nuestras respectivas bodas, nacimiento de hijos y nietos, intercambiándonos obsequios para tales acontecimientos.
Hará unos 20 años, me escribió diciéndome que iba a realizar su sueño de viajar a España para conocerme personalmente. Cumpliendo su deseo, mi hijo Carlos fue a darles a ella y a su marido la bienvenida, ubicándolos en el hotel Colón.
Más tarde, al salir de la oficina fui a saludarles al hotel, cuyo encuentro, como era de esperar fue muy emocionante.
Durante los 3 días que estuvieron en Barcelona, les invité a una función del Liceo, como mejor teatro de la ciudad y por la noche a “El Molino” para su contraste.
También los llevé con Marta y mi hijo mayor a Montserrat y Sitges.
Recientemente, o sea en el pasado mes de abril, (X) nos mandaron una invitación con reserva incluida en un apartamento en San José (California), donde residen últimamente, para que asistiéramos a sus bodas de oro, lo cual lamentándolo no pudimos aceptar por circunstancias familiares.
(X)= Se refiere al año 2003, cuando escribió estas memorias.
cf 286.jpg
EL OCASO
Número de empleados.- La Compañía que, en las mejores épocas, habíamos alcanzado los 5.000 empleados, en la actualidad (X) contando la “Mano de Obra Directa e Indirecta”, más los de Administración, totalizan 244.
Es obvio suponer que esta gran disminución de personal no solo fue la repercusión negativa en las distintas líneas del negocio, sino por la ya mencionada compra de hilo al exterior, por la introducción en su día de los precios a destajo en sus diferentes trabajos y, más tarde, por la mecanización de la mayoría de trabajos administrativos en grandes Ordenadores y/o Computers.
La aplicación de la Informática nos dio también una mayor agilidad de respuesta, permitiendo una anhelada reducción de las existencias.
Para llevar a cabo la mayor reducción de personal, se introdujo el Plan de Reconversión Textil, el cual permitió la adecuación escalonada de la plantilla, a través de rescisiones de contratos, suspensiones temporales y jubilaciones anticipadas.
Viviendas para el personal de la Compañía.- Al igual que en San Andrés, en 1979/80, la Compañía facilitó el acceso a la propiedad de sus viviendas a las familias de Borgonyà (Torelló), que desde su inicio estaban en régimen de alquiler simbólico por lo que todo el personal de la Colonia tuvo acceso a dicha propiedad.
Traslado de las Oficinas Centrales de Bruch a San Andrés.- En 1984 para una mejor racionalización y una mejora en la gestión del negocio y también para reducir gastos, las Oficinas Centrales fueron trasladadas a la fábrica de San Andrés. Personalmente y para la mayoría de empleados, dicho traslado fue frustrante en todos los aspectos, aceptándolo con resignación y escepticismo. Alguno de dichos inconvenientes fueron:
a)   Cuando salía de la oficina situada en el mismo centro de la ciudad, en muchas ocasiones me esperaba mi esposa para ir de compras, de paseo, etc.
b) No voy a negar que el ambiente entre una y otra dependencia era totalmente distinto. En Bruch, para poner un ejemplo, los jefes teníamos un ascensor exclusivo, el cual el conserje de planta lo perfumaba con un spray antes de introducirnos en él, siendo exquisito el trato por parte de todos los empleados, y la otra cara de la moneda fue cuando en San Andrés, en un día de huelga, al entrar con el coche a la fábrica, un piquete me lo golpeó y los insultos, menos bonito, me lo dijeron todo.
Las acciones.-  Poseedor de unas acciones PREFERENTES Y ORDINARIAS de la C.A.HILATURAS DE FABRA Y COATS, desde el año 1979, anualmente recibo de su Dirección, la Memoria y Balance del ejercicio correspondiente, a través de la cual percibo año tras año, unos resultados nada optimistas ya que desafortunadamente, además de la caída del consumo nacional en el sector textil, el mismo ha sufrido el impacto de la crisis internacional.
Aunque la suma de los varios efectos negativos, hicieron que el valor de dichas acciones se fueran desvalorizando, yo insisto en conservarlas o sea mantener su titularidad, más por nostalgia que por su reparto de beneficios.
DECEPCIONES.- Lamento mencionar que me entristece pasar por delante de la ex-oficina en la ya citada calle Diputación, cuando veo que actualmente está ocupada por Gütermann S.A., cuya empresa, también fabricantes de hilos de coser, era un fuerte competidor de nuestros artículos. Más triste resulta aún pasar enfrente de la oficina que tuvimos durante tantos años en la calle Bruch nº 50, y ver ahora en la parte alta del edificio en grandes letras O C A S O, como nuevos propietarios del mismo, lo que sin duda ello ha sido una mala jugada o una diablura del destino, ya que a nadie se le escapa de los servicios funerarios a que se dedica dicha empresa.
Igualmente me resulta melancólico, cuando voy a Torelló (Borgonyà), y oigo el “estruendo” que produce el gran silencio de su fábrica y de su tradicional sirena, tantos y tantos años despertador y guía de su personal. Ironías de la vida el triste cierre de esta fábrica tuvo lugar el 21 de julio del año 2000, coincidiendo con la fecha de mi cumpleaños!.
 
(X)= Este dato corresponde al año 2003, cuando el Sr. Antonio Guri redactó estas memorias.